domingo, 24 de diciembre de 2006

Estudio en Escarlata

En la esquina de Fernández de los Ríos con Guzmán el Bueno, en ese vuelo elíptico de sombra, aparece la librería Estudio en escarlata, especializada en literatura policíaca, fantástica, festiva. En Estudio en escarlata, local en el que uno puede encontrarse tanto con el cómic crepuscular Watchmen y con el gotico From Hell, ambos de Alan Moore, como con cualquier relato de Allan Poe o Lovecraft, en ese fulgor mágico de asombro, se asiste especialmente al eco de un atmósfera que llega desde el mismísimo 221 B de Baker Street, en Londres, desde donde un Sherlock Holmes modernizado o posmodernizado pasea con la elegancia de un fantasma nacido en ese vaho de niebla activa.

Estudio en escarlata no es un lugar, sino El lugar. Recordando el título del libro de poemas de Goretti Ramirez: un viaje cinematográfico donde la literatura no es el asunto en sí, sino la respiración del movimiento, ese sustrato oculto bajo el aire, bajo los pasos níveos en un frío de espanto. A través de carteles, de nombres, de argumentos, se puede disfrutar de la primera librería de Madrid especializada en el género negro, que se convierte en el género escrito con mayúsculas, con esa pulsión única de sangre que pueden unir, un día, las
peripecias terribles de Jack el Destripador con las deducciones de Holmes, exactamente igual que en Asesinato por decreto, la película protagonizada por Christopher Plummer, o auspiciar ese encuentro nebuloso entre el propio Sherlock y Charles Chaplin, o Fu Manchú, o el mismisimo Clark Kent, como en la novela sorprendente de Rodolfo Martínez. Todo aquel que sea partidario de la imaginación, de ese motor interno que alienta igual al poema que a la prosa, que puede dar un vuelco así a la vida como en las novelas más ambiciosas de Julio Verne, tendrá a partir de ahora un espacio de peregrinación en Estudio en escarlata, que, más que una librería, ha logrado ser un cuidado espacio narrativo.

Joaquín Pérez Azaústre, extraido de su libro
El corresponsal de Boston

4 comentarios:

panadero dijo...

Ahora sí,
Feliz Navidad!
Que paséis lo mejor posible estas fiestas, y no os olvidéis de pasar por la librería de Juan, aunque sea para robar;)

Saludos desde Vallekas.

Luis de Luis dijo...

¡Feliz Navidad!

yo aún diría más,
pasaos por la libreria, incluso a robar

Javier Romero dijo...

Felices Fiestas
Y ya sabeis ,si pasais por la libreria, tened cuidado con lo que robais, que los libros los carga el diablo.

Coppelia Brighteyes dijo...

Querida Compañía Escarlata:
¿Habéis sobrevivido a las Navidades Familiares?
¿Habéis escrito vuestra carta a los Reyes?
Todavía estáis a tiempo de conseguir una marioneta o autómata y convertiros en amos de títeres...