sábado, 27 de enero de 2007

Club Escarlata: Nueve colores sangra la luna

El sábado 3 de febrero a las 18:30 horas sesión especial del Club de lectura Escarlata: contaremos con la presencia de CARLOS AGUILAR, autor de Nueve colores sangra la luna, novela elegida en enero.
Recordamos que la entrada al club es libre y que las condiciones para proponer libros son que no formen parte de una saga y que no lo hayas leído antes.
CARLOS AGUILAR (Madrid, 1958) edita el primer fanzine español especializado en cine fantástico, Morpho, mientras estudia Psicología y Cine. Debuta como profesional en 1982 y desde entonces cultiva sobre todo el campo de la historiografía cinematográfica, dentro del cual ha obtenido éxitos particulares con sus libros Guía del cine y Sergio Leone, en España, y Jess Franco. El sexo del horror y FantaEspaña, en Italia. Entre los libros colectivos en que ha participado sobresalen dos españoles con su propia coordinación, Max Ophuls y Cine fantástico y de terror español. 1900-1983, así como el alemán Ich, Kinski. Igualmente, ha escrito junto con su hermano Daniel tres volúmenes sobre los correspondientes géneros nipones, Cine fantástico y de terror japonés. 1899-2001 y Yakuza Cinema. Crisantemos y dragones, en España, y Japanese Ero Gro & Pinku Eiga, en Italia. Cine aparte, es autor, con Frank G. Rubio, del ensayo El libro de Satán. En el campo de la narrativa, debuta con dos thrillers de gran violencia y tensión, La interferencia y Simbiosis. Su tercera novela es Coproducción, una obra inclasificable presidida por la nostalgia. En 2005 publica Nueve colores sangra la luna, novela negra ambientada en el mundillo cinematográfico español de los años 70. En 2006 ha salido el magnífico La espada mágica. El cine fantástico de aventuras.
Una novela negra que representa el equivalente español de la película americana Ed Wood. Igual de divertida y conmovedora, pero mucho más cercana y auténtica. He disfrutado mucho leyéndola.
Fernando Marías, en el prólogo.

2 comentarios:

Luis de Luis dijo...

Yo no veo tanto a Ed Wood en la novela sino al Tío Alfred.

Un Hitchock de barrio, de bares que sirven carajillo, y escaleras que huelen a coliflor.; pero Hitchcock al fín y al cabo.
(No sé si me explico)

Ya discutiremos el sábado.

ausente dijo...

¿y los comentarios a la reunión?