jueves, 4 de enero de 2007

Dos caprichos...

Todo Calvin y Hobbes, en tres tomos, tapa dura, un auténtico lujo, un tesoro, que dijo Rafael Marín.

Hasta 21 nuevas miradas para caperucita roja, gran comienzo para nuestra futura sección de Hombres lobo, caperucitas y otras bestias, próximamente en este blog.

¡Y un poco de baile!


4 comentarios:

Luis de Luis dijo...

ums,

Kaperucita Roja es esa tierna criatura que se aventura sola por los bosques,que habla con desconocidos, que no distingue a un lobo de su abuela(o eso dice)y se encama a la primera de cambio.

Ums,

el lobo es esa bestia feroz(?) menorero y gerontófilo (según se tercie), travestón confeso(le encantan los camisones de la abuela)y masoquista (se deja apiolar por el leñador)

Ums,
y esta historia vista ¡de 21 maneras diferentes!

Puede ser sobremanera interesante e instructivo

Decididamente tengo que echar un vistazo a la sección infantil de la librería

Luis de Luis dijo...

Calvin es ese niño que vive en un delirio permanente,ajeno a la realidad,escaqueándose de sus obligaciones escolares,faltando al respeto a sus padres y hablando con un tigre de peluche ...

ums, así empezó Norman Bates aquel importante empresario del sector hostelero estadounidense, que acabó sus días predicando las virtudes del más puro y sincero amor filial.

Edificante lectura, a fé mía...

Anónimo dijo...

Obviando los espasmos mentales del trepanado anterior cabe, de forma cabal, estar (muy) de acuerdo con las recomendaciones propuestas.

"calvin & Hobbes" es, probablemente, la única tira de prensa que, después de los años 60 haya conseguido recobrar el antiguo esplendor y creatividad que tuvo la citada forma artística.

Aún derivando estética y conceptualmente de las enormes "Peanuts" (charles Schulz y "Pogo" (Walt Kelly); bill Watterson consigue crear una tira absoltumente original, con una narrativa sintética y estilizada, que atrapa al lector con las andanzas diarias y dominicales, de un niño y su peluche,ubicadas en el difuso territorio donde conviven realidad e imaginación, egoismo y encanto,sueños e intereses sin que se puedan,quieran o sepan perfilar con claridad los límites y fronteras entre los mismos.

La tira duró solo 10 años debido a la insólita honradez de Bill Watterson quien se negó a continuarla al advertir señales de retición.

El amor a la tira diaria como medio de expresión se extendió a la constante reinvidicación de un formato adecuado para su digna reproducción y al rechazo( y esto si que es verdaderamente excepcional, pocas personas rechazan ser millonarios de por vida- vease Charles Schulz, aún hoy,transcurrido un lustro desde su muerte, su "producto" genera ingresos multimillonarios-)de todo "merchandising" al consderar que no haría más que desvirtuar la pureza de su obra.

Las tiras de C&H se han recogido en diversas y dispersas colecciones. No cabe sino saludar una edición técnicamente tan lujosa y adecuada como ésta que no solo reune la obra en su integridad, con numerosos "extras" (bocetos, estudios, etc)y cuenta con el beneplácito del autor.

No lo duden están ante una de las mejores obras de ficción (en general) de las últimas décadas.

En lo que respecta a

Anónimo dijo...

si bien no conozco la edición de "Caperucita.." que propone el sabio librero si conozco la excepcional editorial Media Vaca y sus arriesgadas propuestas tanto estéticas como gráficas y literarias, que rescatan textos tan olvidados como valiosos, tan válidos como ignorados por el común de los lectores.

El amor - en todos los aspectos - al libro que demuestran en cada uno de sus referencias, me permiten apostar sobre seguro y proponen que echen-al menos- un vistazo a este libro y le den una oportunidad.

No se arrepentirán.

Por último,solo queda pedir disculpas por la longitud de mis comentarios, solo motivados por enmendar los incoherentes balbuceos de sus corresponsales - quienes no hacen más que empañar con impropias chiquilladas derivadas,sin duda,de un infantilismo mal curado- la excelente labor de su libreria.