domingo, 6 de enero de 2008

EL GRAN ÓRGANO DE LA ISLA DE ORG

Cada año, el mismo día, se celebra una gran fiesta en la pequeña isla de Org. Ese día, a primera hora de la mañana, se retiran las fundas que protegen los 565 tubos del gran órgano y se afina por un grupo de expertos. Sobre las cinco de la tarde, el maestro se sienta ante los teclados y comienza a ejecutar las maravillosas y antiquísimas partituras anónimas.

Desde varias millas a la redonda, los barcos que casualmente circulan por esas violentas aguas, oyen las melodías y dirigen de inmediato el timón hacia la isla, que al estar rodeada de arrecifes poco o nada visibles, naufragan.

De estos naufragios viven los pacíficos habitantes de la isla de Org: la economía de sus mercados callejeros depende de la potencia del gran órgano y la belleza de sus melodías que, desde tiempos inmemoriales, les da de comer proveyéndoles de lo necesario: maderas, objetos de uso diario, comestibles, ropas, y sobre todo, grandes cantidades de carne.


NORBERTO LUIS ROMERO, Palma de Mallorca, 2007

4 comentarios:

Anónimo dijo...

¡Extraordinario!

Un cruce entre la sirenita y Maese Pedro el Organista.
Luis de luis

Anónimo dijo...

Sin palabras :O

Blanca

Stiletto dijo...

Como siempre perverso!

Muchos besos,
M.

Anónimo dijo...

Me ha encantado, induce a seguir leyendo.