jueves, 3 de septiembre de 2009

Philip Kerr gana el III Premio Internacional de novela negra RBA

La novela ganadora, Si los muertos no resucitan, culmina la saga “Berlín Noir”
protagonizada por el detective Bernie Gunther

El escritor escocés Philip Kerr (Edimburgo 1956) es el ganador de la tercera edición del Premio Internacional de Novela Negra RBA, con Si los muertos no resucitan, la sexta novela protagonizada por el detective alemán Bernhard Gunther, premio dotado con 125.000 euros.

Si los muertos no resucitan, traducción del original If the dead rise not, culmina la saga “Berlín Noir”, que recrea la Alemania nazi. En Berlín, en 1936, la ciudad se prepara para la celebración de los Juegos Olímpicos. Bernie Gunther trabaja en el Hotel Adlon, donde sigue la pista de varios robos y de la muerte de un cliente. Allí conoce a Noreen Charalambides, una periodista que llega a la capital alemana para investigar la declaración del presidente del Comité Olímpico norteamericano, que no reconoce ninguna discriminación a la población judía en pleno auge del antisemitismo. Además del robo de una valiosa antigüedad a un cliente norteamericano, este es el punto de partida de una historia de corrupción y crímenes que une las altas esferas del nazismo con el crimen organizado estadounidense. Veinte años después, los protagonistas se volverán a encontrar en la Cuba de Batista. Philipp Kerr introduce dos escenarios y épocas en su nueva novela, estableciendo paralelismos entre dos momentos históricos de gran importancia: el fin de Weimar y la llegada de Hitler en Alemania y el fin de Batista y la inminente revolución de Castro en Cuba.

La Alemania nazi es el escenario común de las obras protagonizadas por el detective Bernie Gunther y un tema de gran interés para Philip Kerr, “mi fuente de inspiración para escribir las novelas es saber cómo llegaron al poder los nazis, intentando aproximarme a la época pensé que la mejor perspectiva me la podía dar un policía alemán” afirma el ganador de la tercera edición del Premio Internacional de Novela Negra RBA, cuya obra ganadora se publicará a finales de octubre.

Philip Kerr (Edimburgo, 1956) es uno de los autores de novela negra más importantes gracias a la trilogía Berlín Noir (Violetas de marzo, Pálido criminal y Réquiem alemán), ampliada posteriormente con Unos por otros y Una llama misteriosa y que ahora completa con Si los muertos no resucitan. Kerr estudió derecho en la Universidad de Birmingham, pero pronto abandonó la abogacía para dedicarse primero a la publicidad y más tarde al periodismo y a la literatura. Además de novela negra, Kerr también es autor de literatura infantil.

El portavoz del jurado del Premio, Lorenzo Silva, ha destacado el alto nivel de los 167 textos que se han presentado a concurso, y ha definido la novela de Kerr como: “una historia llena de elementos de interés, con un trabajo de investigación y documentación histórica excepcional y un estilo que remite a los grandes del género como Raymond Chandler, de quien Kerr es un lector aventajado”. Además de Lorenzo Silva, el jurado del Premio ha estado formado por Soledad Puértolas, Suso de Toro, Antonio Lozano, la editora de RBA Anik Lapointe y Paco Camarasa, secretario con voz pero sin voto. Los manuscritos se entregaron en español o en inglés y procedieron mayoritariamente de Europa, América (del Sur, Centro y Norte) y en menor cantidad de Asía y Oceanía. La mayoría de textos presentados provenían de particulares y en el 40% de los casos hubo intermediación de agencias literarias. “El Premio Internacional de Novela Negra RBA se está consolidando a una gran velocidad y refuerza la apuesta del Grupo RBA por la novela negra, un compromiso que inició con la Serie Negra, dedicado a títulos de este género, y que cada vez tiene más lectores y reconocimiento” según afirma Oriol Castanys, consejero delegado de RBA Libros. En 2007, fue Francisco González Ledesma con Una novela de barrio y en 2008 el escritor italiano Andrea Camilleri con La muerte de Amalia Sacerdote.