sábado, 25 de febrero de 2012

Nostalgia del futuro


Ray Bradbury, Crónicas marcianas, (1950), prólogo de Jorge Luís Borges, traducción de Francisco Abelenda, Minotauro, 2008. (también en edición de bolsillo)  

“Es bueno renovar nuestra capacidad de asombro –dijo el filósofo-. Los viajes interplanetarios nos han devuelto a la infancia”. Así comienza el libro, un conjunto de relatos entrelazados, a modo de mosaico, que van desde enero de 1999 a octubre de 2026, describiendo la invasión de Marte y las relaciones que se establecen entre los indígenas y los terrícolas. Los relatos oscilan entre una página y más de treinta, y Bradbury utiliza muy variados registros: épico, poético, el humor y la parodia, el terror y la melancolía, que no se agotan en una primera lectura, estamos ante uno de esos libros que puedes leer y releer a lo largo de los años, un clásico, un libro que te enriquece la vida.

Vemos cómo despegan los cohetes, cómo llegan las distintas expediciones, las reacciones de los marcianos y cómo las sucesivas oleadas de colonos van transformando el nuevo planeta, es decir, que es asimilable a cualquier otra migración, invasión o guerra humana, y podemos ver cierto paralelismo con la formación de los Estados Unidos. Además de esa lectura, y otras muchas, encontramos el llamado “sentido de la maravilla” (sense of wonder) que puede poseer la ciencia ficción y que nos transporta a través del tiempo y el espacio, la fascinación de la imaginación enraizada en la realidad.  

Borges en el prólogo destaca “La tercera expedición” y “El marciano”, dos de los más desasosegantes, pero a mi me resulta difícil quedarme con uno sólo, “Crónicas marcianas” es como un disco redondo, un disco dónde todas las canciones son buenas, los veinticinco relatos, y según el día te gustan unos más que otros. Hoy me quedo con “Un camino a través del aire” o cómo la población negra norteamericana decide emigrar en su totalidad a Marte, la fantasmagórica historia de “Encuentro nocturno” entre un terrestre y un marciano o la maravillosa “Usher II” un terrible homenaje, como debe ser, a Poe y a la literatura.  

IÑIGO DE LEZO MONTOYA

Ficha del libro en la editorial Minotauro.
Página oficial de Ray Bradbury.