martes, 5 de marzo de 2013

Los imaginativos crímenes de Dorothy L. Sayers


En su ensayo Talking about Detective Fiction (Todo lo que sé sobre novela negra) P. D. James tiene un capítulo que se llama "Cuatro mujeres formidables" donde escribe esto de Dorothy L. Sayers:

De las cuatro mujeres escritoras que he escogido para ilustrar las narraciones detectivescas en cuanto a historia social, Dorothy L. Sayers, que nació en 1893 y falleció en 1957, era la más versátil: novelista, poetisa, dramaturga, teóloga amateur, apologista cristiana y traductora de Dante. No sería arriesgado aseverar que a cualquier aficionado a la narrativa detectivesca clásica que se le preguntara el nombre de los seis mejores escritores del género, citaría su nombre. Sin embargo, paradójicamente, no hay ningún escritor de la Edad Dorada que provoque reacciones tan extremas, a menudo contrarias. Para sus admiradores, Sayers es la escritora que ha contribuido, más que nadie, a hacer de la narrativa detectivesca un género intelectualmente respetable, y que convirtió lo que era un puzzle infraliterario ingenioso pero desabrido en una rama especializada de la ficción con todos los requisitos para considerarla novela. Sus detractores, sin embargo, la tienen por una escritora de actitud snob, arrogancia y pretenciosidad intelectual y en ocasiones gris. No obstante, su influencia tanto en los escritores posteriores como en el género mismo, es indudable. Además, aportó a la narrativa detectivesca una prosa siempre correcta y académica, y puntualmente excepcional. Sayers escribía con inteligencia, agudeza, humor y creó en Lord Peter Wimsey un auténtico héroe popular cuya vitalidad le ha garantizado la supervivencia.
Obras disponibles de Dorothy L. Sayers:
El misterio del Bellona Club
Cinco pistas falsas
Un cadáver para Harriet Vane
Los secretos de Oxford
Luna de miel

Más información en el excelente blog Mis detectives favoritos en la entrada dedicada a Lord Peter Wimsey.