viernes, 1 de marzo de 2013

Mujeres en problemas en Leeds y Carthage, Misuri

Viernes 8 de marzo, 19:00 horas
Club de novela negra:
y Perdida de Gillian FLYNN 

Los libros propuestos fueron: Manteca colorá de Montero Glez, Nombre de perro de Elmer Mendoza, Nadie quiere saber de Alicia Giménez Bartlett, Los terroristas de Maj Sjöwall y Per Wahlöo, El guardián invisible de Dolores Redondo, Me desperté temprano y saqué al perro de Kate Atkinson, La botella del náufrago de Antonio Jiménez Barca, Los huesos del invierno de Daniel Woodrell, El ladrón de Fuminori Nakamura, Fuego sobre Nápoles de y Blue Christmas de José Luis Correa.

La editorial Mondadori nos envió ejemplares no venales de Perdida de Gillian Flynn al Club de novela negra, así que de forma excepcional vamos a leernos el libro antes de que se ponga a la venta el próximo 21 de marzo.

De la sesión anterior, Que los muertos descansen en paz de Malla Nunn se desarrolla en Sudáfrica en 1952, cuando era protectorado británico y tenía unas leyes que clasificaban, separaban y beneficiaban a los blancos puros, de hecho el protagonista al comenzar la novela pierde su condición de blanco. Tiene una galería de personajes muy interesantes y un final feliz un poco forzado. En el estupendo blog Mis detectives favoritos se puede encontrar más información. 1965, festival de cine de Acapulco, Sunny Pascal es contratado como guardaespaldas de Johnny Weissmüller, alias Tarzán, estamos en El caso tequila de F. G. Haghenbek. Destaca su agilidad, el sentido del humor del detective y las historias de los directores, actrices y actores de Hollywood, en ocasiones con toques de cómic, además cada capítulo comienza con la historia y elaboración de los más diversos cócteles. En la revista Prótesis publicaron hace unas semanas una interesante entrevista con F. G. Haghenbeck. 

Las sesiones del Club de novela negra son gratuitas, de entrada libre y se suelen celebrar el primero o el segundo viernes de cada mes. Hablamos de las novelas elegidas en la sesión anterior y proponemos una para el mes siguiente, se vota y se escogen las dos más votadas.
Las normas del Club de novela negra son: 
1. En el principio fue el misterio y Poe, luego llegaron
Wilkie Collins y Arthur Conan Doyle.
2. En novela negra Dashiell Hammett es Dios y Raymond Chandler 
se sienta a su derecha, a su izquierda pueden estar Chester Himes o Jim Thompson.
3. Es aconsejable no enfadar a Parker.  
4. El Club de novela negra no tiene normas.